miércoles, 7 de marzo de 2012

Calçots con romescu apto para celiacos

Aún nos quedan unos dias de disfrutar de esta rica cebolla, a la espera de la cebolla de Fuentes de Ebro, dulce y muy rica que llegará en verano.

Hay varias historias de como se comenzo a comer esta cebolla, se cree que fue una accidente (como la mayoria de las buenas recetas o los productos algo diferentes que nos comemos) un pastor aso o precalento demasiado las cebollas y por no tirarlos ( ahora creo que no se usaria, hay una gran cultura del usar y tirar que hay que cambiar) los pelo y vio que su interior estaba muy rico.

Mi abuelo siempre decia que eran cebollas grilladas, es la cebolla cuando le salen los brotes, sin duda creo que tenia razón, aunque con los calçots se van enterrando para que la forma alargada quede blanca y tierna.

Despues de estos comentarios mejor o peor acertados, una vez asados los pelamos y mojamos en una salsa romescu

aceite de oliva
4 tomates
1 panecillo sin gluten
sal
almendras
1 cebolla
1 cabeza de ajos


Asaremos todos los ingredientes, sacandolos del horno según estén asados. Pelarlos , triturarlos a la vez que los montamos con el aceite de oliva, sazonar y disfrutar con un buen vino, que os parece la garnacha del moncayo, buena opción.

Disfrutarlos!
Publicar un comentario