lunes, 10 de octubre de 2011

Sorpresa, buena sorpresa



Hace unos días en un restaurante , me sorprendio que una niña, de unos 10 años, no pidiera un plato de pasta o el filete con patatas, que tambien comería el desgustación que sus padres tomarían, me parecio estupenda la buena educación culinaria que le están dando sus padres, que la traten , que coma como un adulto, por supuesto que los niños tienen que comer pasta, una pizza o una hamburguesa, pero que se les premie saliendo a un buen sitio, o disfrutando de cosas diferentes, me parece fántastico, una alimentación variada y sana, se consigue, no quitando la bollería de las escuelas (que tambien es buena idea) si no con educación , educación de los padres, un buen ejemplo es merendar un buen bocata de jamón (merienda mediterránea) o una pieza de fruta que nos sacia el apetito.


A disfrutar y comer sano!!!
Publicar un comentario