miércoles, 8 de diciembre de 2010

Senda

Buenas.
Después de pasar dos meses desde la realización de la reserva,nos adentramos en un bar de barrio (Torrero) con un pequeño salón con capacidad para unos 25 comensales.La espera es larga si deseas comer o cenar el fin de semana,si lo deseas entre semana no hay ningún problema.
Solo disponen del menú degustación, compuesto cinco platos y un postre.Antes de servirte el primer plato te sacan un dosificador que le han puesto el nombre de Gambin Klein..un punto de humor que según nos dijo la camarera su finalidad es la de aromar el plato.
El primer plato es de gamba con una salsa y helado de naranja ,el segundo unos cardos con una bola con boletus,el tercero son huevos con patata en tinta de calamar ,el cuarto es el pescado (rape), el quinto la carne y para finalizar un gelatina de tequila.
Es cierto que no describo bien los platos,pero desde que visito hasta que hago una opinión pasa un tiempo.Procurare mejorar.
Bueno en resumen el sitio esta FENOMENAL,un menú degustación por un precio de 30 euros con seis platos (dos de ellos muy buenos) y un buen servicio que mas se puede pedir..
Para mi la pega es la sala que quizás sea un poco pequeña y al estar las mesas llenas no resulta acogedor,hay ese murmullo molesto; solución, o ir entre semana ó comer y marcharse que es lo que hicimos nosotros.
Si estáis o pasáis por Zaragoza no dejéis de visitarlo,es un lugar mas que recomendado.























































Publicar un comentario